¿Las radiaciones de los teléfonos celulares dan cáncer? ¿Causan Alzheimer? ¿Dan dolores de cabeza si hablamos durante mucho tiempo? Estas preguntas terroríficas en relación de los móviles y su uso vienen haciéndose hace muchísimo tiempo y diferentes estudios se presentaron con la intención de aseverarlo o negarlo rotundamente.

Esta semana el Imperial College de Londres comenzará con uno nuevo que tendrá una duración de 10 años que pretenderá eliminar todas estas dudas. La investigación se llamará Cohort Study on Mobile Communications (COSMOS) y pretende ser la primera que investigue a fondo y a largo plazo los efectos de los celulares en los cerebros de las personas.

En él se trabajará con 250 mil personas que irán desde los 18 años hasta los 69 de Gran Bretaña, Finlandia, Holanda, Suecia y Dinamarca. El científico que liderará el estudio, un investigador llamado Paul Elliott, aseguró que los estudios que se presentaron hasta ahora, con algunas excepciones, son tranquilizadores pero que ninguno fue a largo plazo como este.

Esto, con muchísima razón, fue lo que comentó Elliott:

Por la salud de los usuarios actuales y de las futuras generaciones es algo lógico para hacer.

Yo por mi parte ya comencé a rezarle al FSM para que la investigación científica nos beneficio porque sino todos los que venimos usando celulares desde hace una década -o más- estaremos realmente complicados.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.