A estas alturas del partido todos tenemos claro que el número de personas “siempre conectadas”, en muchas partes del mundo y entre ellas España, no va a parar de crecer con el paso del tiempo. Ahora bien, lógicamente eso solamente podrá ocurrir si las tecnologías que lo permiten se extienden, lo que en España parece comienza a suceder y con una reciente noticia vengo que sirve para sustentar la afirmación.

Desde hace tiempo tanto Telefónica como Vodafone experimentan con la tecnología LTE, la cuarta generación (4G) de la telefonía móvil que permite conectarse a Internet a grandes velocidades. Pues bien, Telefónica acaba de anunciar que, tras las pruebas en laboratorio, van a empezar con las pruebas sobre el terreno, concretamente en Mérida, mítica ciudad española en la que instalarán la primera red LTE del país.

Por el momento se trata de un proyecto piloto para seguir investigando, pero a pesar de esto los de Telefónica han comentado que se alcanzarán velocidades de hasta 100Mbps de bajada y 50 Mbps de subida, lo que está realmente bien (yo no tengo esa conexión en mi casa ni de lejos).

Se me cae la baba solo de pensar poder disponer algún día, espero que esté más cerca que lejos, de esta cuarta generación de la telefonía móvil. Por otro lado no hace falta ser muy listo para ver que la generalización de este tipo de tecnología supondrá grandes cambios, muchos de los cuales hoy en día ni atisbamos.

Vía: Gizmóvil

👇 Más en Hipertextual