Hasta ahora era cada 12 meses cuando Google tenía que actualizar obligatoriamente las imágenes de su popular servicio Street View, integrado en Maps, y eliminar las imágenes anteriores. Pero según la Unión Europea ahora parece que ese tiempo debería reducirse hasta 6 meses, justo la mitad.

El motivo principal que alega la UE es, por supuesto, la privacidad. Según la comisión encargada del tema esos 12 meses son desproprocionados para mantener unos datos como los de Street View y ha ordenado a Google a modificar el tiempo en el que deberá pasear de nuevo sus famosos coches adaptados por todos los sitios en los que quiera ofrecer el servicio.

Además ha añadido que la compañía deberá informar adecuadamente de cuándo y por dónde van a pasar los coches, hasta ahora se venía haciendo, y existe la posibilidad de pedir ser eliminado en una foto, pero casi nadie se enteraba.

Sin embargo Google por su parte no se baja del burro y afirma que no sólo los 12 meses son legítimos y justificados, sino que además es el tiempo que necesitan para mejorar la precisión en sus mapas, rectificar posibles fallos y recopilar datos para continuar mejorando el servicio, así que no van a modificar nada. En el fondo es un tira y afloja, si la Unión Europea se pone seria, Google no tendrá más remedio que acceder, pero veremos en qué acaba todo.

Foto: Cosas Sencilla

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.