Esta mañana causó revuelo en la *twittósfera* mexicana la publicación de una nota en **Excélsior** titulada [«Fundan Tequila Valley para liderar cibermundo»](http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/comunidad/pulsocapitalino/fundan_tequila_valley_para_liderar_cibermundo/892236). En este texto, se atribuye a **Mawred Ramírez** y a **Juan Antonio Gámez** la creación de esa comunidad. ¿Cuál es el problema? Simple: **Tequila Valley** existe desde 2008, y su función está lejos de «liderar cibermundo». De acuerdo a la descripción en [su sitio web](http://www.tequilavalley.com/), **Tequila Valley** es «una comunidad abierta al desarrollo de contenidos y creación de nuevos medios, orientados al beneficio y crecimiento tecnológico del país». Qué diferencia.

El primero en reaccionar fue **Mawred Ramírez**, quien señaló en su cuenta de **Twitter** que [nunca fue su intención atribuirse la fundación de la comunidad](http://twitter.com/mawrer/status/10522631403), y que todo se trataba de un error por parte del diario. **Mawrer** aclaró que él y su compañero habían llevado las playeras [para darle promoción a **Tequila Valley**](http://twitter.com/mawrer/status/10522721999), y todo se trataba de una confusión. De inmediato, la *twittósfera* le ha señalado el eroor a **Pascal Beltrán del Río**, director editorial de **Excélsior**. **Beltrán** [emitió una disculpa en su cuenta](http://twitter.com/beltrandelriomx/status/10533881032), y se comprometió a corregir la nota a la brevedad.

¿Fin del relato? Para nada. Lejos de criticar la poca investigación de la nota (bastaba con entrar al sitio web de **Tequila Valley** para corroborar), quiero ahondar en el escaso interés de las secciones de tecnología en muchos diarios de **México**. Acostumbrada a ser un mero relleno -o en el mejor de los casos, un suplemento-, las notas se manejan con laxitud. Es un mal propagado no sólo en esta sección, sino en las de ciencia, salud o cultura. Tal es el desinterés que incluso hay casos de periódicos que copian íntegro el contenido de un blog (por ejemplo, a **Vanguardia** parecen [encantarle nuestras entradas](http://www.vanguardia.com.mx/XStatic/vanguardia/template/content.aspx?se=buscadorgoogle&cx=017631580936587676505%3Axrjylht-jqg&ie=UTF-8&cof=FORID%3A11&q=alt1040.com&txtKeyword=alt1040.com&Buscar.x=0&Buscar.y=0&Buscar=Buscar#1048)).

Un error en una nota es comprensible, pero lo que no se puede justificar es el **desconocimiento de la fuente**. Así como **Tequila Valley**, existen muchísimas otras iniciativas tecnológicas en México, otros proyectos de desarrollo. El material está allá afuera. Sin embargo, a muchos diarios les da flojera investigar, buscar, armar un buen reportaje. No culpo a los reporteros: muchos de ellos son enviados a estas secciones para completar una cuota, y no están ni medianamente especializados en el rubro. Y es que mientras impere el desdén periodístico por la labor tecnológica, equivocaciones como la de **Excélsior** seguirán siendo la regla y no la excepción.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.