El viernes Carlos les habló de Chatroulette Map que, para el que se le pasó, se trata básicamente de un mapa hecho a partir de Google Maps que permite conocer la ubicación geográfica de las personas que están en el servicio.

Como es lógico esto levantó una gran polvareda en torno a sus usuarios porque justamente el mito y éxito que hay en torno al chat es el anonimato (lugar ideal para que los pervertidos muestren sus partes íntimas sin que nadie se los pida).

Ahora Andrey Ternovskiy, el adolescente de 17 años que lo creó, le dio una entrevista al New York Times y reveló que está planeando agregarle "algo" que hará que el paradero no pueda ser revelado.

Este mapa lo que hace para poder revelar el lugar desde donde un usuario se conecta es tomar la dirección IP a partir de la conexión P2P que se realiza entre users, toma una captura y lo ubica geográficamente.

Nada que ver con Chatroulette Map, pero una curiosidad que reveló el muchacho en la entrevista fue que le tomó sólo 3 días programar Chatroulette, obtuvo 20 personas que lo ayuden a probarlo y hoy, a 4 meses de su creación, tiene más de 30 millones de visitas mensuales.