Una pareja de alemanes realmente geeks decidió casarse y le envió a sus amigos y familiares la mejor tarjeta de invitación creada desde el Big Bang: un videojuego. Se trata de un juego de 8-bit inspirado en el Mario Bros. y el Donkey Kong que los invitados tendrán que superar para poder obtener la información sobre las fechas y festejos de la boda.

El packaging también resultó sorprendente. En él se puede ver al Gorila de la última pantalla y a los dos protagonistas también interpretados en 8-bits. Lo mejor de todo es que si quieren pueden descargarse el .exe (no tiene virus, ya me arriesgué por ustedes) del juego para ver si es tan simple como parece.