Multinacionales del mundo, abrir bien los oídos porque claramente esto os interesa mucho: la empresa constructora de automóviles Ford prevé ahorrar nada más y nada menos que unos 900.000 euros al año con la simple acción de apagar los ordenadores sobremesa y portátiles cuando no se estén usando.

La medida está englobada en el plan PC Power Management basado en un nuevo sistema que se encargará de apagar los ordenadores de los empleados cuando estos no los estén utilizando, y de controlar las actualizaciones de software de los equipos, lo que como decía se traducirá en un ahorro de energía y dinero nada despreciable.

Además con la medida Ford también será una empresa un poco más respetuosa con el medio ambiente ya que con esta disminución de consumo energético dejarán de emitir entre 16.000 y 25.000 toneladas de CO2 a la atmósfera al año.

Los números hablan por sí solos y muestran como de una manera muy simple una multinacional va a conseguir reducir costos y contaminar menos. Claro que no es la solución definitiva, pero menos es nada y ojalá el ejemplo cunda entre otras grandes empresas del planeta y cada vez más se suban al carro (ya hay varias que han puesto en marcha planes similares).

Vía: menéame