El Pentágono ha decidido abrirse al web 2.0 - cuando menos, parcialmente. El Departamento de Defensa de Estados Unidos emitió un comunicado en el que afirma que permitirá a las tropas el uso de blogs y redes sociales. Para muestra, un botón: Price Floyd, zar de social media del Pentágono (¡wow!, ¿hay un puesto así?), anunció la nueva política a través de un tweet.

Claro, el uso de estos sitios estará bastante regulado para los soldados. La nueva disposición permite a los miembros el acceso a redes sociales (Twitter, Facebook); webs de hospedaje de imágenes y vídeo; blogs personales, corporativos o de temática específica; y wikis. Por supuesto, los militares se reservan el derecho de limitar temporalmente el acceso a Internet para preservar la seguridad de las operaciones. También sitios de apuestas, pornografía, o que promuevan crímenes de odio quedan terminantemente prohibidos.

La apertura es una buena noticia, después de que el Departamento de Defensa coqueteó con la idea de una prohibición casi total de las redes sociales para los enlistados (de hecho, los marines sí llevaron a cabo el bloqueo). Don Faul, director de operaciones en línea de Facebook, aplaudió la iniciativa, afirmando que el sitio se ha convertido un lazo entre las tropas en el extranjero y sus familias.

En conferencia de prensa, Floyd dijo que incluso quieren alentar a los soldados a que cuenten sus historias a través de la web. Parece una decisión congruente con el mandato de Barack Obama, sin embargo, habrá que ver hasta dónde llega la apertura. Ya veremos qué pasa cuando salga el primer tweet controversial o la primera imagen confidencial filtrada.