La empresa Paraben ha desarrollado un USB capaz de detectar la pornografía oculta dentro de una computadora. El dispositivo funciona mediante una serie de algoritmos que determinan si una imagen es pornográfica. El proceso que se sigue consiste en limpiado de la imagen, detección de piel, eliminación del fondo, detección de bordes, rechazo de curvaturas negativas, detección de rostros, y finalmente, clasificación basada en los datos obtenidos.

Hasta ahora sólo existían dos métodos para detectar este tipo de fotografías: uno, simplemente determinar si una imagen tenía demasiados tonos de piel; o dos, rastrear en una base de datos con cada imagen pornográfica registrada. El primer mecanismo de detección daba muchos falsos positivos y dejaba sin filtrar muchas imágenes. En tanto, el segundo era utópico dada la imposibilidad de crear una base de datos de todas las fotografías pornográficas de la red. Aún si lograran la titánica tarea de clasificar todos, este método deja de lado las imágenes amateur, compartidas mediante correo electrónico, blogs o foros.

El precio del detector es de 99 dólares y funciona bajo plataforma Windows. Mediante sus métodos, este USB es capaz de filtrar hasta el 99% de las imágenes no pornográficas, reduciendo el número de falsos positivos. En un escaneo a un disco duro de 500 Gb, se halló que de 72,000 imágenes analizadas, sólo se produjeron 400 errores de detección. Este dispositivo será una herramient muy útil para padres de familia preocupados por los contenidos que almacenan sus hijos, o por empresas que sospechen que sus empleados ven sitios indebidos en la red.