Soy un verdadero desastre con los cables, no hay método que funcione para lograr un mínimo de orden que traiga paz a mi escritorio. He intentado muchas cosas y nada logra mantener el equilibrio. Hoy al visitar Lifehacker me sentí como un soldado de las cruzadas encontrando el Santo Grial, o en su defecto un Robert Langdon del tercer mundo descubriendo la oxidada espada masónica de algún prócer latinoamericano (que se podría vender a buen precio en Ebay).

Este método para ordenar tus cables y que no se pierdan en el espacio infinito detrás del escritorio es muy fácil de implementar. Necesitas los clips de siempre, que se usan normalmente en documentos y carpetas. También necesitas cables que ordenar, un escritorio, una computadora y otros gadgets. Luego colocas los clips en la mesa, como aparece en la foto, y pasas los cables por allí. Quizás puede resultar un poco rudimentario pero es alucinantemente perfecto.

Los dejo un rato, tengo unos 30 cables que ordenar, esto va a parecer el ejercito de los clips represores.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.