Que a **Steve Ballmer**, el un poco excéntrico CEO de **Microsoft**, el **iPhone** de **Apple** no le gusta ni un pelo es público y notorio, en varias ocasiones lo ha dejado muy claro llegando incluso a increpar a uno de sus propios empleados en una junta ante varios compañeros por desenfundar un iPhone en la reunión.

Y dicho eso, imaginaos como se ha tenido que poner el amigo Ballmer tras leer en varios medios que **aproximadamente un 10% de su plantilla (o 10.000 empleados o 1 de cada 10) poseen un iPhone**, el cual usan entre otras cosas para consultar sus cuentas de correo electrónico proporcionadas por Microsoft.

Ahora bien, aunque seguramente al CEO de **Microsoft** no le haga ninguna gracia que estas información se haya filtrado a los medios, en **Redmond** ya sabían perfectamente que esto pasaba (lógicamente). Muestra de ello es que a principios del 2009 modificaron sus políticas de modo que **la empresa solamente cubre los gatos relacionados con telefonía a aquellos empleados que utilizan Windows Mobile**.

Termino con la siguiente reflexión. Me parece absurdo que **Microsoft** intente frenar la expansión del iPhone entre sus empleados a base de medidas coercitivas, las cuales no suelen funcionar prácticamente nunca. Por otro lado si que puedo entender perfectamente que esta tesitura no le guste a los directivos de la empresa, es normal, pero quizás en vez de intentar cambiar las cosas presionando deberían primero preguntarse qué están haciendo mal respecto a telefonía móvil y qué está haciendo bien Apple para que incluso muchos empleados de la competencia utilicen su *smartphone*.

Vía: [AppleInsider](http://www.appleinsider.com/articles/10/03/13/roughly_10_of_microsoft_employees_said_to_be_iphone_owners.html)