Lost Season 6 Official Poster

Mañana se estrena la última temporada (la sexta) de LOST, serán 18 episodios que se transmitirán semana a semana sin ninguna interrupción. Esa es la noticia fundamental de este post lo que viene a continuación es una pequeña reseña de estos años mirando la serie, si no viste completa las 5 temporadas previas y te interesa verlas por favor ni se te ocurra leer a continuación. Si vas al día te invito a leer lo que sigue y a comentar tu experiencia durante este tiempo.

Desde septiembre de 2004 y hasta la fecha, hemos podido disfrutar de una de las mejores series de televisión de todos los tiempos: LOST. Han sido años intensos, de llevar al extremo la calidad de una historia en la pantalla chica, una sorpresa constante, alegría, llanto, amor, viajes en el tiempo, muertes inesperadas, lucha, facciones encontradas, amistad, política, ciencia, religión, filosofía, preguntas, algunas respuestas y muchas paradojas.

Con LOST aprendimos que la nueva televisión no viene por el aire ni por el cable, se transporta en formas de bits por Internet, por los torrents y se ve en el monitor de la PC. Con LOST elucubramos sobre el significado cultural de la primera década del siglo XXI. Con LOST abrimos los ojos, y comenzamos a renegar de la TV del pasado, de una industria que se empeña en limitar los sucesos globales a fechas, subtítulos, ventas y retransmisiones, como si viviéramos en una extraña isla aislada, del pacifico durante los años 70s del siglo XX. Con LOST aprendimos de geografía (aunque más aprendieron los norteamericanos). Con LOST aprendimos que el futuro puede que ya ocurriera, y que el pasado hay forma de cambiarlo, aunque sea en la ficción.

A fin de cuentas, con LOST estos años hemos vivido, acompañando capitulo a capitulo, algo que es diferente, un suceso que muy pocas veces ocurre en la historia de la humanidad, y menos en la historia de la televisión. Podrá sonar exagerado si se ve desde fuera, pero estoy seguro que todo este tiempo para quienes siguen la serie, algo ha sido diferente. No es que la vida fuera mejor o más interesante, simplemente hemos disfrutado de la intensidad de la espera entre cada episodio, la llamada de Desmond a Penny, la muerte de Charlie, la silla de ruedas de Locke, los besos a Kate, el juego de golf, los números, Hurley ganando la lotería, los actos de Benjamin Linus, los sobrenombres de Sawyer, las borracheras de Jack y el vuelo 815 de Oceanic Airlines. Todos estos momentos han quedado marcados para siempre en nuestra mente y corazones. Y aunque se pueda decir que todo es ficción, creo que tantas experiencias ajenas, llenas de sentimientos, con encrucijadas morales importantes, con tanta reflexión, se mezclan en nuestro inconsciente para permitirnos, en nuestra vida, tomar mejores decisiones y pensar mas claramente ciertas cosas.

Si eres de los que piensa insultarme en los comentarios por el párrafo anterior, déjame decirte que lo siento mucho por ti. Nunca vas a saber de lo qué te perdiste estos años. Por el contrario si sigues la serie, desde mañana comienza el inicio del fin, una pequeña agonía en cuenta regresiva que hay que disfrutar al máximo.