Sorprendente choque donde se puede observar perfectamente lo que sucede en una autopista, tanto de frente como de los dos costados, cuando un conductor se queda dormido (vía Boing Boing)