Aunque esté a punto de perder el honor de haber sido la única consola sin piratear hasta la fecha y a pesar de que el Project Natal de Microsoft apunta muy fuerte para el otoño que viene, la PlayStation 3 es sin duda alguna la consola más potente del mercado y podría reafirmar esa posición con la introducción de juegos en 3D esteoroscópicos este mismo verano.

Avatar ha supuesto una auténtico bombazo en taquilla (si es o no la más taquillera de la historia no viene a cuento), y desde luego que no ha sido por su argumento, ha sido porque supone un espectáculo visual tan magnífico que a la mayoría de los espectadores no les importa abonar la diferencia de precio en la entrada. Y en la industria del entretinimiento, que las coge al vuelo, ha tomado buena nota y el resultado es que el futuro pasa por una sola palabra: 3D.

Así, en palabras de John Koller, director de Markéting de Hardware de Sony, la tercera dimensión llegará a la videoconsola en conjunción con las Sony Bravia compatibles con la tecnología y Blu-rays 3D en pocos meses. Para jugar, al igual que en el cine, harán falta unas gafas esteroscópicas, y también se hará uso del Sony Motion Controller para exprimir al máximo las posibilidades de esta nueva manera de disfrutar los videojuegos.

Ya suenan títulos como Final Fantasy XIII. Lo que no tengo yo muy claro es si acaba de compensar una PS3, de por sí cara, más una bravia con soporte para 3D, (aún más cara) más el Motion Control, más los juegos, que seguro que tampoco serán baratos. ¿Qué pensáis?

Foto: DDSmedia