Continúa la discusión en los medios tradicionales sobre **Twitter** - un debate, dicho sea de paso, al que el *mainstream* llega con mucha tardanza. La última polémica fue desatado por [una declaración de **Carlos Puig**](http://robertobaca.net/es/blog/opinion-blog/441) en **W Radio**, quien afirma que **Twitter** es relevante gracias a los medios masivos. La opinión se da al conocer la cifra de usuarios de la red social en **México**: de acuerdo con el estudio citado, hay cerca de **160,000**, los activos no superan los **5,000**, el 60% está concentrado en el **Distrito Federal**, y el 40% restante están dispersos en **Guadalajara, Monterrey y Puebla**. Por tanto, **Puig** afirma, básicamente, que a lo que se dice en **Twitter** debería darse el valor de una manifestación de 5,000 personas (y ni eso, porque ellos *salen a las calles y no están en la comodidad de su casa*).

Hay puntos en los que coincido parcialmente, en tanto que en otros estoy en total desacuerdo. Sin embargo, en esta ocasión, más que emitir una opinión, decido compartirles un pentálogo de cuestiones a considerar para analizar el fenómeno:

### 1. La discusión gira sobre el *status quo*##
Éste es un problema de estatus. Los medios convencionales tienen la hegemonía de la información. Punto. La entrada de nuevos actores sociales al periodismo afecta el equilibrio. ¡Ojo! Decir que los medios tradicionales se sienten amenazados por las redes sociales es, lamentablemente, sobredimensionar el papel de **Internet** en México. No es porque la plataforma no pueda equipararse en calidad, sino porque en el juego entran **actores económicos**. Ningún *startup* en el país cuenta con el suficiente respaldo para hacer frente al oligopolio mediático; sin embargo, los medios digitales si cuentan con **la calidad** para disputarle una tajada de la audiencia.

### 2. Hay que reentender la democracia de la información##
Es un deseo contrastante. Queremos que todo mundo sea capaz de opinar, de informar, de decir lo que piensa; no obstante, esperamos que la información que nos llega sea exacta y precisa. En teoría, los **medios convencionales** garantizan que las plumas que llegan a sus páginas son las mejores: preparadas e instruidas en los quehaceres del periodismo. **Twitter** permite que ampliar las oportunidades, dar a conocer talentos nuevos y brinda chances a otras personas de dar a conocer su trabajo. Los medios convencionales, entonces, absorberían a esta nueva camada para renovar su sangre. Si los medios funcionaran bajo esta **meritocracia**, no habría quejas. Adaptando una frase de la cinta Ratatouille: **"no es que cualquiera pueda ser periodista, pero un buen periodista puede salir de cualquier parte".**

### 3. Twitter permite la aparición de líderes de opinión antes olvidados.##
Ya lo discutía con [el papel de los **académicos** dentro de la red social](http://alt1040.com/2010/02/twitter-la-oportunidad-de-los-academicos-como-lideres-de-opinion-en-mexico). La dinámica para ser leído en **Twitter** es diferente a cualquier medio convencional. En los medios tradicionales, el estatus es **tautológico**: soy periodista porque escribo en el periódico. En Twitter hay que labrarse la credibilidad. Mientras que el medio convencional ofrece un respaldo de credibilidad, el usuario de la red social va prácticamente sin quien le cubra las espaldas. Sin embargo, van con el respaldo de **quiénes son en el mundo real**. Por eso es que los académicos y otros expertos han ganado el espacio que los medios masivos históricamente les han negado.

### 4. No son cuántos, sino quién##
La afirmación de Puig sobre la manifestación es una estupidez. Ver a los usuarios de Twitter como **una masa acéfala** es, cuando menos, ingenuo. Bien señalan que hay dos tipos de usuarios: los que generan información, y los que replican. Puig se alarma porque 5,000 trabajan para 160,000. Yo pregunto: ¿cuánta gente lee diariamente el periódico? Si mi memoria no me traiciona, las cifras no deben superar al **15%** de la población. Y díganme, ¿cuántos discutimos los sucesos del día? Todos. El problema de los medios tradicionales es que no saben a quién preguntar, no distinguen qué fuente es creíble dentro de **Twitter**. Así se van con la finta. Porque si sólo discutiéramos lo que dice la mayoría, hablaríamos en nuestras portadas de diarios sobre fútbol y telenovelas (¡oh, momento!).

### 5. La batalla es contra la desinformación##
Los enfrascados en la pelea por el *status* lo han olvidado. **Twitter** es un herramienta, con sus propias reglas definidas desde dentro. **Twitter** es un aliado, una herramienta, un apoyo. **Twitter** permite que los medios vean más allá en tiempo real. Así mismo, los medios son indispensables en la dinámica de la red social, que permite la propagación de la información, la discusión, el debate y la crítica. Ambos **se complementan**. Los medios tradicionales no hicieron a Twitter, ni viceversa. Pero si la pugna continúa, créanme, **terminarán por destruir su credibilidad mutuamente.**

Participa en la conversación

18 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Yo creo que los medios tradicionales sí han contribuido a que la gente que no sabía de Twitter se interese en ella, pero esa es la gente que abre su cuenta y lo primero que escribe es «y esto cómo se usa? ayuda!»

    Atte

    Un orgulloso miembro de los 5 mil Twitteros activos :D

  2. vaya es algo muy duro de entender por algunos periodistas, pero el twitter es una herramienta muy valiosa solo hay que ver su uso, a quien creerle y tener mas fuentes, Wla verdad no esta en twitter» pero puede estar cerca!

  3. Solo para agregar credibilidad, Con el terremoto de Chile todos TODOS los medios se la pasaron Alertando el enorme, el gigante el mounstroso Tsunami que llegaria a las costas de Acapulco, pacifico mexico, hawai. Y si bien la alerta era importante de considerar por obvias razones. Nadie cae en el descredito de los medios para alertar y amplificar una precacuion y hacerlo ver como un Tsunami que ni a olas medianas llego. los medios alertaron tal y como el cuento de twitter y todo fue falso.

  4. Varias Apreciaciones,

    1.- La «información» no es de los periodistas. El acceso a «lo que ocurre» ha ido cambiando respecto a quien lo contaba y a cuando se contaba. Inicialmente, se pintaban en las cuevas lo que se consideraba «que sucedía». Posteriormente fueron los escribanos de los eruditos quienes reflejaban lo que pasaba según le pedían que se reflejara(llámese antigua grecia). Después fueron los eclesiásticos los que dieron «fe» de su tiempo. Posteriormente los historiadores, y así hasta el inicio de la prensa. Si seguimos el curso de la información, cada vez se fueron acortando los plazos de retorno de la información. Cada vez había menos tiempo desde que «algo pasaba» hasta que era conocido. Lo que no ha cambiado es la tendenciosidad de la información. Sigue siendo orientada en función del interés del emisor.

    2.- El tiempo de retorno. Si algo ha cambiado el modo de «informar-relatar» lo que sucede, es el lapso de tiempo «suceso-noticia». Hasta hace muy poco pasaban días desde que algo sucedía hasta que era relatado.(Entre medias ya predominaba la «edición de la historia»). Como si fuera un texto teatral, se afinaba la dramaturgia y se resaltaba el hecho de ser el primero en relatar una historia (aún lo continuamos sufriendo). Ese «lapso» se ha visto acortado sobremenera con la aprición y democratización de internet, y de las herramientas que permiten acceso y publicación de informacion «en masa». La «exclusividad» de llegar al público y transmitir una noticia ya no es «exclusiva» de la prensa. Cualquier persona puede hacerlo. Y no duele por ser una «intromisión» profesional. Duele porque hace mover los cimientos de un negocio muy lucrativo. «La Información».

    3.- «Pero es que no es información fiable, y a veces es interesada, y a veces es mentira…» Si. En las nuevas vías de comunicación sucede. Pero… si analizamos las noticias de los «medios periodísticos» de los últimos diez años, ¿que porcentaje de la información fue veraz? ¿que porcentaje respondía a intereses informativos y cual a comerciales-empresariales?. ¿cuantas noticias fueron «honestas» con la realidad que pretendían contar?. Creo que porcentualmente no difieren mucho de las nuevas vías de comunicación. Ahora si, si escribes un comentario en un periódico digital, es «opinión cudadana», «libertad de expresión», pero si lo escribes en twiter es «pura palabrería», «puro rumor». Los medios, y atendiendo a su negocio, recelarán y despotricarán de las nuevas vías de comunicación globales que se nos abren y que seguirán creciendo. Blogs, tweets, etc… serán «fuentes intrusas informativas». Serán «comentarios interesados», «fuentes no fiables», «información tendenciosa»… porque no están en su url bancaria.

  5. «no mas del 15% de la poblacion lee periodicos»… sorry es uan cifra sin fundamento e inexacta, tan solo en el distrito federal el tiraje del diario LA PRENSA es cercano a los 700,000 ejemplares diarios, revistas politicas como PROCESO y CAMBIO tienen un tiraje semanal de un minimo de 50,000 ejemplares, incluso comics como el hombre araña tienen un tiraje de mas de 10,000 ejemplares semanales,

    creo que decir que twiter es representativo cuando tiene 6,000 usuarios activos (en un pais con mas de 100,000,000) es cuando menos tonto

    es claro que para las personas que acostumbran a leer blogs, escribirlos, buscar en la red puede ser una fuente de informacion, pero en mexico simplemente es un articulo de moda como en su momento llego a ser hi5, myspaces o algunos sitios de chat

  6. ¿A quién no le ha pasado? hablar de algo sin tener conocimiento de los hechos. Eso es lo que sucede con twitter… quien lo ataca diciendo que en esta red social de internet se malinforma… tienen razón y no.

    la Tienen porque muchas de la información puede no ser cierta (y para muestra hay muchos ejemplo squ eno valen la pena recordar) pero se equivocan también porque no saben a quién consultar y se dejan guiar por lo primero que ven (como atinadamente señala Pepe Flores.

    Me atrevo a hacer el comparativo con los medios tradicionales: ¿cuántas veces no han informado algo que no es cierto, todo por querer ganar la «primicia»?, ¿a cuántos han matado sin que estén muertos?, ¿a cuántos han secuestrado sin ser secuestrados?

    Además, algo que sucede de manera común en los medios tradicionales es que la misma noticia puede ser informada desde diferentes perspectivas, dependiendo los intereses de cada periódico/revista/noticiero.

    … en fin… ¿el señor Carlos Puig tendrá un perfíl en twitter?, ¿sabrá como usarlo?

  7. El principal detalle aqui es la falta de adaptabilidad que algunos miembros de los medios tradicionales estan teniendo, los que de ellos añoraban la participacion de la gente ahora la estan teniendo de una manera directa; los que nunca se imaginaron que la gente puede actuar y opinar mas alla de solo ver o escuchar son los que se enfrascan en tratar de entender lo que esta pasando y una forma de reaccionar ante algo nuevo es atacarlo, sencillamente porque invade el area de confort en la que se movia. Y no se diga solo twitter, cualquier medio dentro de internet ( blogs, redes sociales, sitio de videos)represntaa un cambio a ese status quo que gozaban…

  8. lo que me sorprende es la fuente fidedigna de donde sacaste la cifra del 15% de la población en México lee el periódico -una cita por favor-, tomando en cuenta que es tu memoria, esto me deja mucho que pensar y si en verdad creerte dado tu mal criterio a la hora de ser objetivo y analítico… o te recuerdo la lluvia de pedradas por la entrada de Wi-Fi gratis en málaga.

  9. Buen día.

    La importante cuestión que bien planetas es sobre la necesidad de «democratizar» el periodismo sin caer en los extremos. Ni las redes sociales son la entera respuesta a la falta de penetración de los medios, ni estos están totalmente en contra del avance social sobre la información.

    El punto dos es el más importante -al menos para mi- porque ejemplifica lo que está sucediendo y generando controversia. Los medios descubren que existe una sociedad crítica y proactiva mucho más amplia de los que creían y bueno, pues al parecer de la sorpresa caen en la incredulidad: los recientes «señalamientos de León Krauze y Ciro Gómez Leyva tocan la sensibilidad del común de la gente al tacharlas de «mentirosas y crédulas» aunque la realidad demuestre que es al contrario.

    La democratización de la información está poniendo en evidencia algunas actitudes «comodinas» de los grandes medios al no verificar la información de la redes sociales y a estas últimas -en algunas ocasiones- se les va la mano con la falta de autocrítica. Ambos lados de la moneda necesitan entender la importancia de cada uno para así crear lo que México necesita para salir de la mediocridad mediática: medios de comunicación alimentados por el verdadero clamor social, no de la telenovela o el interés partidista del momento.

    Saludos.

  10. Aca en Chile los medios de comunicación tomaron la iniciativa de crear los reportwitteros y cada uno de nosotros en twitter tiene la posibilidad de compartir y enviar noticias, TVN, Canal13 y diferentes periodicos tomaron esta linea y ha crecido en los ultimos meses como la espuma. Hasta en el Festival de Viña los animadores estan twitteando!