Muchas cosas están cambiando en el mundo de los medios de difusión de información siendo el principal “culpable” de dichos cambios este gran medio que es Internet. Y esto acaba de empezar, cada día que pasa las cosas se ponen más interesantes y lo que muchos jamás imaginaron que pasaría está comenzando a suceder.

Por ejemplo si hace cuatro o cinco años le hubiéramos dicho a cualquier magnate de la televisión que en poco tiempo Internet terminaría siendo su competidor más feroz, este probablemente se hubiera reído en nuestra cara. Pues bien, según la séptima edición del estudio Mediascope Europe, lo que muchos esperábamos finalmente ha pasado: los españoles ya se pasan más tiempo en Internet que delante de la televisión.

Y a España no tardarán en seguirla el resto de países europeos donde en general el consumo de Internet no para de aumentar, especialmente la tónica del “siempre conectado” continúa imparable y cada vez más europeos prefieren conectarse con el móvil a su Facebook, por ejemplo, que leer periódicos o revistas.

¿Esto en que se va a traducir? Pues lógicamente en que la inversión publicitaria va a mudar de la televisión a Internet y en que la oferta audiovisual en la red explotará de forma importante en muy poco tiempo, a día de hoy estamos viendo los primeros movimientos pero aún falta camino por recorrer.

Personalmente, y aunque muchos no me crean, espero que la industria tradicional de la televisión sepa adaptarse a los nuevos tiempos y aprovechar la red en su beneficio. Por ejemplo aquí en España ya hay algunas cadenas que están haciendo cosas interesantes en Internet, como Cuatro y su canal Play Cuatro desde el que podemos ver todos los programas propios de la cadena y quienes por primera vez también han empezado a ofrecer vía el mentado canal contenidos comprados a otras cadenas (me refiero a Lost).