Pues sorprendentemente, por el cambio climático. Una de las cosas que condiciona la emisión de sustancias por parte de las plantas es la temperatura, así que el aumento medio previsto para este 2010 hará que las plantas sean especialmente productivas y por lo tanto especialmente fragantes.

Además del agradable incremento en el olor floral, ante esta subida de temperatura general, y que en España gracias a especies como el tomillo y el romero será especialmente notable, los vegetales presentarán ciertos comportamientos peculiares como respuesta. Según el artículo que se publica en Trends in Plant Science las plantas reaccionan ante el cambio climático de maneras bastante variadas. Por ejemplo, emitiendo aerosoles que actúan de pantalla frente a las radiaciones solares, con lo que a menos radiaciones menos temperatura.

El problema es que también emiten ozono, que sí contribuye al efecto invernadero, además de otras sustancias que hacen inferir que puede que el planeta se esté defendiendo frente a la acción humana, o también puede que no y se trate simplemente de un hecho aislado.

Resulta curioso como después de una cumbre en Copenhague que casi quitó menos que aportó al problema del cambio climático, tanto expertos como a nivel de la calle la gente sigue dividida en si realmente somos tan responsables del aumento de temperatura como sostienen muchos o si se trata de una etapa más en la vida de la Tierra. Personalmente, cambio climático o no, efecto invernadero o no, creo que debemos un respeto al planeta que habitamos y aunque nuestras acciones no tuviesen en absoluto repercusión alguna sobre este, no es excusa para seguir contaminando sin control ni para justificar cualquier tipo de emisión ¿Qué pensáis vosotros?

Foto: Stanford University