Casi suena a que han patentado la rueda, pero así. Facebook acaba de obtener la patente de algo tan común como los feeds, un movimiento que ha dejado asombrado a unos y preocupado a otros por las implicaciones que podría tener. No está muy claro todavía el alcance exacto de la patente, pero en principio la compañía podría obligar a empresas como Twitter, MySpace o Google, a modificar los feeds basados en la actividad de sus usuarios.

La gran pregunta que se está haciendo todo el mundo es si realmente Facebook puede forzar a otras compañías a modificar su feed y si realmente está dispuesta a hacerlo. En el peor de los casos parece que sí, que podría reclamar el invento y poner por ejemplo a Twitter, que en sentido muy amplio no es más que un enorme y multitudinario feed, en un grave aprieto.

Lo que no acabo de ver yo claro, sean cuales sean sus intenciones finales, acerca de las cuales todavía no se ha pronunciado, es si a Facebook le interesa meterse en ninguna de estas demandas. Primero porque mucha patente que se tenga siempre se suelen ganar unas pocas y perder otras tantas y segundo porque le dejaría en una posición muy negativa frente a otras compañías como el 'chico malo' de Internet que no sé si acaba de interesarle.

Puede sonar muy optimista, pero creo que aunque finalmente haya obtenido la patente no va a llegar a hacer un uso exclusivo de ella. Facebook también se ayuda y se beneficia, aunque sea muy indirectamente, de otras redes ya sea Twitter, o el recién llegado Google Buzz, y estoy convencido que centralizarlo todo en su propia plataforma no le conviene en absoluto.

Foto: SunSentinel