Pues no, las cosas no le están saliendo muy bien a Google con su recientemente presentado nuevo servicio/red social Google Buzz. Por un lado tenemos que su penetración entre los usuarios está siendo bastante paupérrima (como queda patente en esta encuesta que realizó mi compañero Eduardo) y por el otro el invento de los del buscador tampoco gusta entre diferentes agrupaciones civiles estadounidenses.

Y para muestra la demanda que el Centro para la Privacidad de la Información Electrónica le acaba de endosar a Google en los Estados Unidos a causa de Google Buzz por:

convertir información privada y personal de los suscriptores de Gmail en información pública para la red social de la empresa, Google Buzz. Ese cambio en el negocio y en los términos de uso supone una violación de las expectativas de privacidad de los usuarios,(...) contradice las políticas de privacidad de Google y puede haber violado las leyes federales sobre control de información

Muchos usuarios se quejaron justamente de que Google activara Buzz en Gmail sin mediar consentimiento alguno por su parte cuando lanzaron el servicio. Tras las quejas los del buscador realizaron cambios en la herramienta para mejorar la privacidad de la misma pero como vemos no ha sido suficiente para algunas asociaciones estadounidenses.

¿Solución? Pues está clara, hacer Google Buzz un servicio independiente de Gmail, que es lo mismo que pide en la demanda esta asociación. Si de mi dependiera lo haría (qué fácil es decir eso cuando uno no se juega nada), no tienen nada que perder ya que según parece la fórmula actual no funciona, se evitarán este tipo de problemas legales y además podrían aprovechar para “relanzar” Google Buzz.

Vía: El País