apple-tablet-illustration.jpeg

Aunque desde hace unos meses la rumorología en torno a la supuesta tablet que la gente de Apple está desarrollando no cesa ni un minuto, la realidad es que hasta el día de hoy nadie ha proporcionado información clara sobre su existencia.

Y eso era lo que quería la gente de Valleywag con su concurso, conseguir las primeras pruebas reales de la existencia de la Apple Table. La cosa era sencilla, si alguien conseguía una foto real del dispositivo y se la enviaba este ganaría 10.000 dólares, si en vez de una foto se trataba de un vídeo 20.000 dólares, 50.000 dólares por una foto de Jobs utilizando la Tablet y finalmente 100.000 para el que les dejara probarla durante una hora.

Esto entre otras cosas es incitar al espionaje industrial, cosa que como sabemos a los de la manzana no les gusta ni un pelo, era de esperar pues que en no mucho tiempo los abogados de la compañía llamaran a la puerta de la publicación. Y efectivamente así pasó. Les llegó una carta de un bufete de abogados en representación de Apple en la que, de forma resumida, les exigían la retirada inmediata del concurso.

El caso es que entre las muchas cosas que aparecen en la mentada carta, también encontramos suculentas y reveladoras palabras, como por ejemplo: La información por la que usted está dispuesto a pagar, como las fotos de un producto aún no presentado, son secretos comerciales de Apple [..] Apple ha mantenido el tipo de información y las cosas que está solicitando -cómo funciona, su tamaño, el nombre, el software- así como cualquier otra información sobre la apariencia, características y prototipos, en estricto secreto.

¿Y cómo ha terminado la historia? Pues aunque no es una confirmación directa que digamos los de Valleywag han decidido nombrar ganadores del concurso a la propia Apple y su gabinete de abogados por ser los que más pruebas han aportado sobre la existencia de la Apple Tablet, la misiva da a entender que “en algo” se está trabajando. Aunque como vemos estamos casi casi igual que al principio, lo que si es sintomático es que Apple haya puesto tan rápido a funcionar su maquinaria legal contra una publicación por pedir información sobre lo que se supone es solamente un rumor. Probablemente si en vez de solicitar información sobre la tablet hubiera sido sobre cualquier otro dispositivo/rumor de los de la manzana, no se habrían apresurado tanto o incluso no les hubieran mandando nada.

Vía: Valleywag