Clinton

La tensión entre Estados Unidos y China respecto a los casos de censura en Internet se ha elevado. Tras el ataque a Google orquestado desde el interior de China, Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE.UU., la que instó a las compañías norteamericanas a rebelarse en contra de las demandas de los países que promuevan la censura y el espionaje en la red. En su discurso, Clinton envío un guiño a Google, afirmando que las empresas deben tomar un rol proactivo en las naciones que restrinjan el acceso a la información. Obviamente, cualquier alusión a los chinos es mera coincidencia.

Pero el gigante asiático no iba a quedarse de brazos cruzados. China ha levantado la voz y acusa a Estados Unidos de hipocresía y de iniciar una guerra cibernética contra Irán. Y es que en junio de 2009, la Secretaría de Estado le solicitó a Twitter modificar su horario de mantenimiento, de modo que éste coincidiera con la mañana en Irán. De esto modo, el servicio quedaría tirado por unas horas e imposibilitaría la coordinación de los protestantes a través de la red social.

"Tememos que, a los ojos de los políticos americanos, sólo la información controlada por América es información libre, sólo las noticias reconocidas por América son noticias libres, sólo el discurso aprobado por América es discurso libre, y sólo el flujo de información que apoya los intereses americanos es flujo de información libre.

Lo que en un inicio apuntaba a un mero berrinche de Google -después de todo, resultaba difícil creer que la empresa saliera del mercado chino- ya encendió la mecha de una disputa entre los dos gigantes mundiales. ¿Qué se vendrá para después en esta pugna?

👇 Más en Hipertextual