Seguro que en algún momento de tu vida alguien de la familia te dijo eso de “no se te ocurra meter papel de aluminio al micro que explotamos todos” y seguro también que tras la advertencia las ganas de introducir una bola del mentado material en el electrodoméstico se multiplicaron por diez mil.

Pues bueno, para aquellos que aún no tengan completamente claro lo peligroso que es jugar con el micro, aquí tenéis este vídeo donde unos zagales meten en uno tetrabrick y las consecuencias del experimento. Poco faltó para que la cocina entera desapareciera del mapa.

Vía: Gizmodo