Pruebas misil indio Shaurya
Pruebas misil indio Shourya

Para que nos vamos a engañar, el ser humano es una especie de extremos, somos capaces de usar un misil con el mejor de los propósitos (enviar una nave al espacio por ejemplo) y luego utilizar un primo pequeño de ese mismo misil para arrasar una población civil, tendiendo siempre más a la destrucción que a la ciencia. Por esta razón la noticia que traigo me genera más incertidumbre que otra cosa.

Según ha reportado el Ministerio de Defensa de la India se encuentran trabajando en el desarrollo de un nuevo misil anti-satélites de última generación guiado por láser (aunque por el momento están en las primeras fases). El desarrollo de este nuevo misil tiene como objetivo dotar a la India de un arma con la que el país pueda por un lado defender sus infraestructuras satelitales y por el otro aumentar la capacidad operativa de su ejercito el cual podría derribar satélites enemigos.

El mayor problema lo encontramos en la tercera razón por la que la India quiere un misil anti-satélites: están respondiendo a los últimos movimientos realizados por otras naciones en este campo, especialmente China, quienes ya en el 2007 derribaron un satélite de observación climática de su propiedad. Pero China no es el único país que ya ha experimentado con eso de derribar satélites, en el 2008 la Marina de los Estados Unidos también abatió un satélite espía propio.

¿Conclusión? Pues servidor la tiene clara, cada vez más países están centrando sus esfuerzos militares en conseguir armamento eficaz contra satélites, y aunque los militares y dirigentes siempre tienen en la boca la palabra prevención, pasar de esa a ataque se les da muy bien. Quizás la primera “guerra estelar” esté más cerca de lo que pensamos, nadie debería tomarse a broma la capacidad de destrucción del hombre.