canon-accidente

En el mundo de la fotografía siempre se habla mucho de dos marcar y sus cámaras, Canon y Nikon, existiendo entre los apasionados de este campo el eterno debate: ¿qué cámaras son mejores, las de Canon o la de Nikon?. Pues con un nuevo caso vengo hoy por aquí que seguro hace decantarse a muchos por los modelos de Canon.

La historia sale del foro de FredMiranda donde un usuario cuenta que le vendió su cámara réflex Canon EOS Rebel XT a un amigo, instructor de paracaidismo, quien la montó en un casco, junto con una cámara de vídeo, para fotografiar a sus compañeros paracaidistas en caída libre. Hasta aquí todo normal, lo curioso empieza en uno de los saltos en el que la plataforma encargada de sujetar la cámara de fotos y vídeo al casco se desprendió cuando el prota del suceso se encontraba a nada más y nada menos que 3.000 pies de altura.

La lógica nos dice que tras semejante caída ambos aparatos deberían estar totalmente desguazados, pues en este caso es verdad pero solo a medias. Al llegar al suelo se pusieron a buscar los dos cacharros que emprendieron vuelo por su propia cuenta y riesgo y tras 20 minutos de búsqueda los encontraron. Efectivamente la cámara de vídeo no daba señal alguna de vida, pero la sorpresa llegó cuando examinaron la Canon EOS Rebel XT: salvo alguna raja y fallos menores, esta seguía funcionando perfectamente.

¿Fake? No lo creo. La suerte existe y por lo que se puede ver en las imágenes de como quedó la cámara tras el salto que adjunta el usuario del foro que cuenta la historia, tiene toda la pinta que esta aterrizó en terreno blando y esa fue la razón de que no se destrozara completamente, suerte que por otro lado la cámara de vídeo no tuvo.

Vía: CrunchGear