kindle-wikipedia-belgium

Curioso movimiento por parte del Ministerio de Cultura Español respecto a los libros electrónicos: la ministra Sinde ha anunciado en las últimas horas que los libros electrónicos serán gravados desde ahora con un 4% de IVA (hasta hoy el tipo fijado para tales productos era del 16%) y se les equipara con los libros de papel.

La medida llega tras las presiones del sector editorial que estima que en aproximadamente cinco años podrían llegarse a vender en España más de 3 millones de ebooks, los cuales representan actualmente el 8% del total de la producción editorial del país.

Y la misma ministra que anuncia esta medida, es la que metió de tapadillo la disposición primera en el anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible con la cual se podrá cerrar cualquier web que infrinja leyes de propiedad intelectual sin ser necesario la mediación de un juez.

¿Quiere decir esto que me parece mal la bajada de impuestos para los libros eléctricos? No, me parece estupendo, es una medida que facilitará el acceso a los ebooks y eso es una buena noticia, pero por otro lado estamos ante nueva prueba del desconocimiento absoluto que gastan nuestros políticos sobre tecnología, Internet y nuevos soportes. Tenemos que le rebajan el IVA a los libros eléctricos, pero no a los lectores especialmente creados para dichos libros ni a los ordenadores, dispositivos que además soportan actualmente el llamado Canon Digital.

Siguen dando palos de ciego. En esta ocasión la medida es provechosa para el progreso (e insisto que me alegro por ello), pero puede que la que anuncien mañana, pasado o dentro de unos meses recorte derechos fundamentales y frene el avance de las nuevas tecnologías. Ah no, para, si eso ya lo hicieron. Bueno, pues alguna otra burrada impulsada por los mafiosos del copyright y avalada por los políticos. Es lo que tiene no enterarse de nada ni esforzarse para que eso cambie.

Vía: Gizmología