Está clarísimo que la campaña que está realizando Verizon para vender al Motorola DROID está enfocada en desprestigiar al iPhone.

Este nuevo comercial, que termina con una frase que dice "It's not a princess...it's a robot" y con una mujer caminando que tiene un smartphone muy parecido al teléfono de Apple (pero con el centro más curvo), está obviamente encarada a los hombres, no sólo por lo que dice sino también por cómo lo dice.

Si bien me causó algo de gracia, tengo que admitir que no realizaría una campaña publicitaria por géneros. Primero porque se perdería una gran gama de ventas y segundo porque hay otras cosas con que pegarle al iPhone que podrían llegar a vender mucho más.