spirit-atollado

El Spirit, o el primero de los dos robots que forman parte del Programa de Exploración de Marte de la NASA, no levanta cabeza y puede que su muerte esté más cerca de lo que se pensaba. Las cosas no le han ido bien a este rover desde el principio y todo empeoró en el mes de Abril cuando se quedó atrapado en una duna de arena marciana.

El mes pasado la gente de la NASA realizó varias maniobras para liberar las ruedas del Spirit, objetivo que no consiguieron y no solamente eso. Resulta que en el transcurso de las operaciones una de las ruedas que estaba libre también quedó enterrada y ahora se ha sabido que dicha rueda está peor de lo que se pensaba. Los días 3 y 4 de este mes la NASA intentó girar la rueda de la discordia (la trasera derecha) y los resultados no han podido ser peores: no se ha movido ni un ápice.

Todo indica pues que la tercera rueda trasera ha dejado de responder con lo cual el Spirit solamente tiene bien una de sus seis ruedas. Esta falta de movilidad del rover es una sentencia de muerte para el mismo. El Spirit está atollado en el sur del planeta rojo, zona a la que no tardará en llegar el frío invierno marciano que dura seis meses y que el rover no podrá aguantar en el estado que se encuentra.

Es una verdadera pena que el Spirit muera, gracias a él se han producido multitud de descubrimientos en Marte y si no se hubiera quedado atrapado seguiría proporcionándonos jugosa información sobre el planeta rojo (lo sigue haciendo incluso en estas pésimas circunstancias). Veremos en que termina la cosa pero no pinta nada bien.

👇 Más en Hipertextual