N900 en pie

Como suele ser normal, cuando una empresa como Nokia intenta reinventarse con un terminal, tienes varias opciones: bien puede resultar un acierto, o un mal terminal y una mala idea, o bien puede ser el camino, pero no lo han aplicado bien. Ninguna de estas tres opciones me parece que le venga bien al nuevo Nokia N900. Llevo usándolo durante un par de semanas y desde el primer día tengo la misma sensación: el N900 no es un teléfono.

Especificaciones N900

  • Compatible con redes HSDPA
  • Procesador ARM Cortex-A8 de 600MHz
  • Procesador gráfico PowerVR SGX con soporte OpenGL ES 2.0
  • Pantalla de 3.5 pulgadas táctil resistiva
  • Resolución de pantalla de 800x480 píxeles
  • Teclado deslizante QWERTY
  • Cámara de 5 megapíxeles y óptica Carl Zeiss
  • Grabación de vídeo en MPEG4 a 848x480 píxeles
  • Sistema Operativo Maemo 5
  • Acelerómetro
  • Sensor de luz
  • A-GPS
  • Memoria interna de 32 GB
  • Salida de video a TV
  • Bluetooth 2.1 +EDR y A2DP (estéreo)
  • WiFI 802.11b/g con DLNA
  • Micro USB
  • Medidas:110.9x59.8x18mm
  • Peso: 181 gramos

Orígenes del N900

El Nokia N900 es en realidad la tercera cuarta generación de una gama de terminales, el primero fue el N770, N800, después llegaron el N810 y N810 edición WiMax. Todos con Maemo, un sistema operativo basado en la distribución Linux Debian que cumple su función, ser un sistema abierto a desarrolladores -claro ejemplo de ello es la comunidad de Maemo, más grande de lo que uno se espera-, pero aún con grandes carencias.

El N900 es el primero de esta generación en integrar un teléfono propiamente dicho, lo que le permite hacer llamadas, evidentemente, pero yo estoy seguro de que el uso principal no es el teléfono, es la conexión de datos 3G.

¿Por qué el N900 no es un teléfono?

Cuando digo que el N900 no es un teléfono no digo que no se pueda usar como tal, si no que se trata de algo más, es un verdadero ordenador portátil en tu bolsillo. Sí, muchos otros aparatos lo han intentado, tenemos miles de smartphones en el mercado que dicen ser un ordenador en tu bolsillo, pero todos y cada uno de ellos tiene un problema, ya sea con la navegación web, ya sea con la posibilidad de instalar aplicaciones o con el hardware, todos han fallado en alguna parte de la experiencia que debería ser un ordenador de bolsillo.

Siento que el N900 ha dado en el clavo de lo que debe de ser, o por lo menos lo que yo pienso debería ser un ordenador de bolsillo.

Integra una buena pantalla táctil, pero además tiene un muy buen teclado físico QWERTY, uno de esos teclados que amas al escribir la segunda frase completa (la primera digamos que es de adaptación). Yo soy una persona a la que le gusta escribir tanto en teclados como este, como en teclados en pantallas táctiles. Para mí el teclado es una de las características más importantes de un terminal: más que la cámara, más que el procesador, más que la pantalla, es la parte del terminal que vas a usar más para comunicarte, es la pieza de hardware que debería ser perfecta.

No solo Nokia ha dado en el clavo con el hardware, el software que lleva también es muy importante, primero por Maemo, que ha mejorado mucho desde la última vez que probé el primer N800. Eso sí, creo que por la parte del diseño de la interfaz, el equipo de Nokia le ha dado una simplicidad excesiva. Se nota que es un sistema operativo muy versátil, pero la interfaz quizá es demasiado simple, con deciros que es el primer Nokia en el que puedes ver el panel de Preferencias de un vistazo sin tener que navegar por varias secciones para encontrar una característica. ¡No estaba preparado para este cambio, Nokia!

Pero sin duda, lo mejor, la estrella es Firefox. N900 incluye Fennec, pero ya en una versión como Firefox Mobile, gracias a que usa el motor de Firefox cambia por completo cómo navegas en internet. Si tenemos cualquier smartphone actual en una mano y en la otra este N900 y navegamos por una misma web, en el smartphone actual veremos como lo mejor es cambiar a una visión de la web "móvil", optimizada para navegadores en teléfonos. Con el N900 esto no pasa, si bien siempre puedes acceder a la versión móvil, Firefox interpreta todas las webs como deben ser, siendo compatible con las últimas características web como CSS3 o HTML5 e incluso integra Flash para reproducir todos esos vídeos de YouTube o juegos basados en Flash.

Por primera vez, es como tener el Firefox de tu ordenador en un terminal móvil, convirtiendo la experiencia de navegar por la web en lo que debería ser.

Una curiosidad del N900 es que el primer terminal cuya pantalla se basa en una posición horizontal, la mayoría de móviles usan inicialmente un formato vertical, con resoluciones más altas que anchas, pese a que puedas girarlo y pasarlo a una resolución más ancha que alta, en el N900 sólo tienes la posición horizontal por defecto (ya vimos que se puede cambiar), la única aplicación que se usa en formato vertical es el teléfono, nada más.

N900 vs. netbook

Puede parecer un poco injusto comparar un smartphone como es el N900 y un netbook, pero creo que sus tareas son tan parecidas, que merece la pena compararlo. Por un lado tenemos unas máquinas de unas 10 pulgadas que no suelen costar más de 300 o 400 euros, mientras que el N900 cuesta 700€ en la tienda de Nokia. ¿Cómo justificar este gasto de dinero en un móvil?

El N900 puede hacer casi todo lo que un netbook está preparado para hacer, pero con diferencias. Evidentemente no puedes instalar aplicaciones para Windows, tampoco para Linux, te tienes que basar en las aplicaciones disponibles para Maemo 5 y no hay tantas como me gustaría. Es un gran problema, porque la falta de aplicaciones devalúa el valor del N900. Hoy en día si un teléfono no tiene aplicaciones para todo tipo de situaciones se convierte en un pisapapeles muy caro.

Este es uno de los primeros problemas que Nokia debería arreglar: se necesitan muchas más aplicaciones, crear concursos para desarrolladores, dar a los desarrolladores ventajas de algún tipo, hacer lo que sea para atraerlos.

Pero si vemos un netbook como un producto que sirve para conectarte a internet, charlar con amigos por Skype o por algún cliente de mensajería, el N900 también puede hacerlo. Integra Skype dentro de Maemo y Google Talk, Jabber y SIP. El navegador, como digo antes, es como el de tu ordenador, te permite copiar y pegar, aplicaciones en segundo plano...

Pero no es un netbook. Los netbooks cuestan menos, tienen pantallas mayores y teclados de tamaño natural, contra eso no se puede luchar a no ser que elijas un Booklet 3G. En este caso si bien puedes hacer casi lo mismo que en un netbook, es éste quien ganaría.

Tamaño, peso y cómo se siente

Este es otro de sus puntos negativos, el N900 es gordo, no hay otra palabra que lo defina mejor, no es grueso, tampoco es grande, está gordo y le tendrían que poner a régimen ya. Las medidas oficiales son 110.9x59.8x18 milímetros, es decir, que el grosor del terminal son 2 centímetros. Otro problema es que es algo pesado, oficialmente son 181 gramos, que es bastante y que en la mano se siente un poco más pesado que una BlackBerry Storm o un iPhone.

Es un factor a tener en cuenta, el grosor es bastante importante y el N900 no se puede llevar sin que se note en un bolsillo de un pantalón, por ejemplo. Aquí tienes un motivo por el que no elegir un N900, su tamaño. Si pretendes que este sea tu único terminal a usar, esta bien, te puedes arriesgar a llevar todos los días en el bolsillo un terminal tan grande, pero si lo quieres como complemento a otro terminal, no creo que sea muy acertado tener que llevar dos móviles siendo uno tan grande.

Pantalla táctil

Nokia introduce en este terminal una pantalla táctil resistiva de 3.5 pulgadas y con una resolución de 800x480 píxeles. Sí, resistiva. Por alguna razón Nokia aún no ha confiado ningún terminal a una pantalla de tipo capacitiva, tecnología de pantallas que es la que actualmente está dominando.

El uso de este tipo de pantalla conlleva un paso atrás. Por sus características, sólo funciona cuando tu dedo o un lápiz hace contacto con una capa inferior de la pantalla, por eso es necesario pulsar la pantalla con algo que yo llamo «una exagerada gentileza», por no decir que tienes que pulsar fuerte la pantalla, por lo menos mucho más que en un terminal con una pantalla de tipo capacitiva.

Si bien tampoco es un problema que te vaya a causar muchos quebraderos de cabeza, no tiene sistema multitáctil, pese a que descubramos que estas pantallas si pueden. Y por último, una de las cosas que demuestran como Nokia no apuesta bien en las pantallas, el N900 incluye un lápiz. Lo introducen como apoyo por si tienes problemas usando tus dedos... pero introducir un lápiz se ve tan antiguo, casi desmoralizante.

Al ser una pantalla sin sistema multitáctil, Nokia se las ha tenido que arreglar para crear un sistema que permita hacer zoom, para ello introduce gestos, como por ejemplo el hacer círculos en la pantalla en una dirección o en otra para hacer zoom en una página web o en una fotografía.

Sincronización de música, fotos y vídeos

Al incluir una memoria de 32GB dentro del terminal, sin tener en cuenta la tarjeta de memoria microSD que le puedes insertar, es evidente que Nokia quiere que la gente utilice este móvil como reproductor de música y vídeo. Por desgracia no existe una aplicación oficial que me guste.

Lamentablemente no existe software de sincronización oficial. Puedes usar el método tradicional de mover tu música a su memoria gracias a que se monta como una unidad externa, pero cuando uno tiene toda su música organizada en, por ejemplo, iTunes, quiere mantener cierta organización.

Lo mejor es usar aplicaciones como el excepcional doubleTwist, que lo reconoce y puedes mover tus listas de reproducción. Para vídeo también sirve. El N900 tiene soporte para archivos MP4, WMV y AVI, por lo que si tu colección de vídeos esta comprada en alguna tienda sin DRM puedes pasarlo, pero si te la descargaste en formato DivX o Xvi (como seguro que lo hiciste), tendrás que convertir los vídeos con alguna aplicación.

Cámara de fotos

Con su cámara de 5 megapíxeles no tenía muchas dudas, es más de lo mismo. Mantiene las mismas características que otras cámaras de Nokia de 5mp, con macro, posibilidad de disparar en 4:3 y en 16:9 pero en este N900 se pierde algo, los efectos de fotos como blanco y negro, negativo o sepia. Estos efectos ya no se integran en la cámara.

Algunos ejemplos de la cámara, publicaremos una entrada más adelante con más pruebas. Las fotos están a resolución completa, sin edición.

Grabación de vídeo

Incluye una cámara de 5 megapíxeles, con óptica Carl Zeiss, es decir, el mismo tipo de cámara que los Nokia incluyen actualmente, no hay muchos cambios en realidad. Los únicos cambios que veo son la resolución de grabación de la cámara, que es capaz de tomar vídeos en una resolución de 848x480 píxeles en un formato panorámico. La calidad de grabación de vídeo no es lo mejor que te puedes encontrar, es más un formato forzado de resolución VGA que una resolución nativa. En el vídeo de arriba podemos ver como la cámara tiene problemas con el balance de blancos automático, una vez que te mueves de una tonalidad a otra el balance cambia de forma muy brusca.

En este segundo vídeo podemos ver como se comporta en movimiento, mientras voy andando se puede ver perfectamente como el refresco de la imagen no es muy buena, quizá sean unos 20fps. Otra prueba, el zoom digital, como esperaba, una basura.

En definitiva, en cuanto a la grabación de vídeo el N900 no sorprende ni tampoco defrauda, es una cámara muy normal para este terminal, se echa de menos quizá la posibilidad de grabar en 720p, quizá forzando un poco el sistema, pero le daría mayor valor.

Reproductor de música

El reproductor de música tampoco es gran cosa, pero eso sí, comparado con el reproductor de Symbian, este, personalmente, me gusta más. Te permite lo que puedes hacer con cualquier reproductor, seleccionar una canción, reproducirla y cambiar los ajustes para que vaya en modo aleatorio y que repita todas las canciones. Puedes organizar la biblioteca de música en álbumes, artistas, todas las canciones o por géneros. Incluso la sección de listas de reproducción te permite ver las canciones más recientemente agregadas, al estilo iTunes.

Una de esas cosas que marcan un poco la diferencia del N900, es que incluye un emisor de radio FM incorporado, con el que puedes crear una pequeña emisora de lo que estás reproduciendo y sintonizarla en tu coche. Sin necesidad de accesorios extras, va en el mismo terminal.

Maemo 5

Llegamos a la piedra angular, el sistema operativo. Maemo 5 ha evolucionado a un sistema mas sencillo de lo que era Maemo 4, seguramente porque Nokia tiene mas expectativas de ventas con el N900 que con los antiguos N8xx.

En cuanto a su interfaz, tenemos 4 pantallas por las que te puedes deslizar y que además puedes configurar con un fondo de pantalla que nunca termine. Estas cuatro pantallas son personalizables, puedes agregar widgets, accesos directos o accesos directos a tus contactos más usados. Puedes cambiar el theme y el fondo de pantalla en muy pocos pasos. Pero tiene un problema esta pantalla principal. Si bien puedes insertar iconos de aplicaciones o contactos, no tiene una organización automática, te deja moverlos libremente pero no tiene una opción para organizarlos en cuadrícula.

El sistema se comporta muy bien, puedes tener muchas aplicaciones abiertas en segundo plano y seguirá funcionando como si solo tuvieses una, gracias en gran parte a su procesador ARM Cortex-A8 de 600 MHz. La organización de aplicaciones abiertas es muy simple, solo tienes que tocar el icono de arriba a la izquierda y te mostrará todas las aplicaciones ejecutándose.

Navegación web

Como indicamos usa Firefox como navegador, bueno, Nokia lo ha llamado Maemo Browser. Esta basado en el motor de Firefox y podemos esperar una buena navegación web. He realizado pruebas tanto de HTML5 como de CSS3 y las pasa. En el caso e HTML5 aún no parece tener una completa comprensión, pero el XHTML sin problemas. En el caso de CSS3 parece tener el mismo soporte que la versión de Firefox en ordenador, incluso su resultado en el ACID Test es de un 93/100, nada mal.

Al tener soporte para Flash completo, puedes disfrutar de cualquier tipo de vídeos, eso si, no en alta definición. Todos los vídeos en calidad "normal". Pero un efecto que me encanta, puedes ver vídeos a pantalla completa:

Esto si, nos podemos olvidar del soporte QuickTime:

Integración con Skype y mensajería instantánea

Una de las delicias de N900 es que viene con Skype integrado en el mismo sistema, no tienes que descargarte nada, puedes gestionar tus contactos de Skype desde la misma agenda, escribirles o hacerles llamadas o videollamadas. Como pudimos ver también tiene integrado Google Talk, Ovi, SIP y Jabber.

Tus contactos se integran de forma automática, algo positivo si usas Google Contacts para sincronizar tu agenda entre diferentes terminales y ordenadores. Pero la verdad, lo de poder hacer llamadas a Skype o Google Talk directamente mediante WiFi o 3G (depende de la operadora) como si hicieses llamadas de teléfono, es un plus.

Nada es perfecto, los fallos del N900

Puede parecer que estoy entusiasmado con este N900, pero como todo terminal tiene puntos negativos.

  • Es pesado
  • Demasiado grueso
  • Pantalla resistiva sin gestos multitáctiles
  • Pocas aplicaciones disponibles para Maemo
  • Si estás escuchando música y abres un vídeo Flash, en ocasiones hay un problema al solaparse ambos canales de audio.
  • Cuesta 700€

Veredicto

7.5/10

Este es un terminal importante para Nokia, es el que demostrará si Maemo está listo para competir con sistemas operativos como Android o iPhone OS. El N900 es un terminal fuerte, con un buen hardware pero encerrado en un cuerpo con problemas de peso y de tamaño. Aun así, no lo considero "sólo un smartphone", es quizá un siguiente paso en la búsqueda del gadget definitivo, donde podemos organizar todos nuestra vida digital.

En definitiva, se trata de un buen terminal, con un sistema operativo que promete mucho y que puede convertirse en el futuro de Nokia, pero actualmente, es un móvil solitario, con pocas aplicaciones, con potencia, sí, pero solitario al final.

Si Nokia sacase un terminal de características parecidas, pero la mitad de grueso y pesado, ese sí que sería una gran aproximación al gadget definitivo.