withings0

Vivimos en plena era tecnológica donde millones de personas estamos constantemente rodeados de tecnología. Nos topamos con ella por todas partes y la llevamos siempre encima.

Un nuevo ejemplo de esta extensión de la tecnología a todos los ámbitos de la vida lo encontramos en la báscula Withings, la cual he tenido la oportunidad de probar durante casi un mes y por aquí vengo con mis conclusiones, que van en la línea de lo ya escrito en otros sitios de la www.

Diseño y funcionalidad

Lo primero que a uno le llama la atención de esta báscula nada más que la desempaqueta es sin duda su diseño. Está muy acorde con las últimas tendencias en diseño de gadgets de alta gama: esquinas redondeadas, aspecto minimalista, efecto glossy etc. No pasa desapercibida (lo que es muy bueno), se escapa completamente de los diseños habituales en este tipo de producto.

Por otro lado tenemos que es fácil de usar y sus características bastantes e interesantes:

  • Mide el peso, masa magra, grasa e indice de masa corporal con tan solo ponernos encima de ella
  • Pantalla LED iluminada que se enciende y apaga automáticamente
  • Podemos elegir entre diferentes unidades de peso (kg, lb y stlb)
  • WiFi y sincronización automática entre la báscula y un espacio personal en la web o el iPhone e iPod Touch

Alta conectividad

Con lo visto hasta aquí ya podemos decir que la báscula Withings es diferente y funcional. Pero falta lo mejor de todo, el punto que más la diferencia respecto a otras básculas: se conecta vía WiFi a Internet.

El proceso de configuración es muy simple, la conectamos mediante USB a un ordenador (PC o Mac) y seguimos los pasos que nos van diciendo (siguiente, siguiente y poco más). Una vez terminemos ya tendremos sincronizada la báscula por WiFi con nuestro ordenador y empezará lo interesante.

Durante el proceso de configurar la báscula también crearemos una cuenta en la web de Withings. A partir de ahora cada vez que nos pesemos la báscula nos reconocerá y enviará automáticamente los datos a nuestra cuenta en la web. Con esos datos el sistema irá construyendo gráfica de peso, masa magra y grasa por las cuales podemos navegar y visualizar periodos concretos de las mismas, además de contar con una ficha individual donde se muestran los datos de cada medición.

No se queda aquí la cosa. Disponemos de una aplicación para iPhone e iPod Touch con la que también se sincronizarán los datos de cada medición. Cada vez que alguien se pese en la báscula la app mostrará un mensaje informando de la nueva medición. Desde el programa podemos ver toda nuestra información, desde las gráficas hasta a qué usuario pertenecen, fechas de las mediciones, fichas etc.

Finalmente comentar que con una única báscula y una cuenta en Internet asociada a dicha báscula podemos crear hasta 8 perfiles diferentes, es decir que con una única Withings 8 personas diferentes tendrán información detallada y ordenada sobre su peso, masa magra, indice de masa corporal etc.

Lo que no me gustó

No todo podía ser bueno aunque estemos antes un producto de alto nivel. En cuanto a características, diseño y funcionalidad no tengo nada que objetar, pero tanta exclusividad sale cara y la Withigs cuesta 129 euros, cifra bastante elevada para una producto de este tipo.

Por otro lado está el tema del diseño. Sí, es muy chula y moderna pero se ensucia que es un primor. Y mucho es mucho, con una semana de uso la báscula estaba irreconocible sin hacer nada raro con ella, solamente usarla para lo que se inventó: pesarse. Quizás deberían pensar en cambiar el material con el que está hecha la parte superior de la báscula.

Conclusiones

8/10

En general puedo decir sin ninguna duda que estamos ante una producto de calidad con novedosas características que le dan valor añadido y lo diferencian de sus competidores. Por otro lado está el tema del precio elevado, aunque creo que no tendrán mucho problema con eso. Claramente los de Withings apuntan a amantes de la tecnología, muchos de los cuales pagarán más por una báscula a cambio de las características exclusivas de Withings.

Concluyendo, si eres de los que le gusta vigilar su peso y además la tecnología también te tira, Withigs, aunque cara, es tu báscula. Si por el contrario eres como yo, que el tema de controlar el peso te la trae al pairo, Withigs es una báscula demasiado cara, aunque si te da lo mismo el peso, cualquier báscula será demasiado cara ya que el uso que le darás será igual a cero y esta por lo menos tiene muy buen diseño y funcionalidades interesantes.