iPhone

Si eres un usuario del iPhone y además decidiste hacerle un lindo, dulce y amistoso jailbreak podrías estar a minutos de recibir un mensaje de un cracker. Al menos eso es lo que les pasó a algunos usuarios de Holanda de la empresa T-Mobile.

Parece que hacerle un jailbreak al teléfono de Apple, si no sos lo suficientemente cuidadoso, lo hará más vulnerable. ¿Por qué? Porque muchos usuarios que deciden crackear la terminal lo hacen para poder utilizar el servicio de SSH y, de esta forma, poder ejecutar comandos de UNIX. Pero muchos de los que hacen esto se olvidan de cambiar la clave por defecto.

El cracker comenzó a escanear aquellos teléfonos de las redes T-Mobile que tuvieran el puerto de SSH abierto y les dejó un mensaje. Esto es lo que decía:

Su iPhone ha sido hackeado porque es realmente inseguro. ¡Por favor visita doiop.com/iHacked y asegúralo ahora mismo! En estos momentos puedo acceder a tus archivos.

Cuando el usuario ingresaba al sitio que se muestra en el mensaje se redireccionaba a un sitio a través del cual se le podía enviar 5 euros al cracker en cuestión.

Parece que el usuario no iba a hacerles nada a los que no le enviaran el dinero ya que en la web, antes de que la sacaran de servicio, se podía leer "Si no quieres pagar, por mí está bien", pero también le recordaba que así como él había podido acceder a su teléfono también otras miles de personas podían.

Ya saben, no digo que no le hagan jailbreak a su iPhone, pero si lo hacen y deciden utilizar SSH, mejor que se tomen unos minutos para cambiar la contraseña que tiene por defecto, porque te podría pasar lo mismo.