Muchas personas aseguran que estar en Facebook, Twitter, MySpace y todas las redes sociales que andan dando vueltas por internet son malísimas, una pérdida de tiempo y que aísla a los jóvenes. Si bien considero que esto no es así, este caso probablemente vaya a sumar un granito de arena para demostrar que, al menos a algunos, sirve y mucho.

**Rodney Bradford** es un adolescente de 19 años que [está fuera de la cárcel gracias a la red social](http://mashable.com/2009/11/11/facebook-alibi/) creada por Mark Zuckerberg. Aunque parezca una locura Bradford actualizó su perfil a las 11.49am del 17 de octubre y esa prueba fue aceptada como válida por un juez que lo estaba juzgando por haber sido culpado de un robo.

Para tomar esta evidencia como aceptable, lo que hicieron fue investigar la dirección IP desde la cual se actualizó el perfil y se determinó que había sido desde la casa del padre de Rodney. A la misma hora que se actualizó se había cometido el robo así que como estar en dos lugares al mismo tiempo todavía es imposible, **lo dejaron libre**.

**John Browning**, un abogado especializado en redes sociales, reveló que es el primer caso donde se toma en cuenta este tipo de evidencia para liberar a una persona y retirarle los cargos.

Ya saben, si llegan a cometer un robo lo único que tienen que hacer es llamar a algún pariente que viva relativamente lejos del lugar, le pasan su usuario y contraseña y le dicen que actualicen su perfil.