Alan Ralsky

Ser una de las cabezas más importantes dentro del spam mundial debe tener consecuencias y ahora Alan Ralsky, conocido como El Padrino del correo chatarra, tendrá que pasar 4 años detrás de las rejas.

Este hombre, que tiene nada menos que 64 años, era la cabeza de una organización spammers y no sólo enviaba publicidades de pastillas y los clásicos correos sino que además estafaba a las personas.

Una de las técnicas que utilizaban era enviar un correo, mentiroso obviamente, donde se informaba que se estaba vendiendo una empresa. Muchas personas pensaban que esto era cierto y compraban acciones.

Pero esto no era todo. El Padrino también se encargaba, desde enero del 2004 hasta septiembre del 2005, de enviar mails para poder modificar las acciones de diferentes empresas de la bolsa, haciéndolas crecer o decrecer según su conveniencia.

Desde Ars Technica informan que, solamente en julio del 2005, Ralsky recibió más de un millón y medio de dólares de depósitos que provinieron desde Hong Kong.

Esta persona ya no era alguien que se encargaba de spammear, sino era un estafador con toda las letras y está perfecto que haya terminado detrás de las rejas.