RIAA

Francis Gurry es el director general de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual y, aunque parezca algo completamente raro y descolocado viniendo de alguien que forma parte de un organismo oficial, dio unas declaraciones muy interesantes y, en ocasiones, acertadas en relación a la descarga de material con derechos de autor.

Gurry, en una agencia de las Naciones Unidas, aseguró que el castigo severo para las personas que utilicen la red para descargar este tipo de contenidos no sólo no funcionará sino que además será contraproducente.

No creo que vayamos a ganar esto ni encontrar la solución enviando a los adolescentes a la cárcel.

Lo que dijo que hay que hacer es sensibilizar al público y hacerle saber que realmente existe una víctima y no es un crimen (la palabra crimen me parece muy fuerte pero es la que él utilizó) sin perjudicados, sobre todo en el ámbito musical.

Está claro que esto es cierto, afectados hay, pero no estos no son los artistas, sino las discográficas y todos sabemos como funciona el negocio. Básicamente pulpos que quieren acaparar las ganancias de las ventas dejándoles porcentajes mínimos a los creadores del arte. Los músicos con lo que verdaderamente ganan es con los conciertos y la "piratería" no afecta esas ganancias.

Finalmente, terminó comentando, con razón, que*el sistema de derechos de autor está bajo el más severo estrés por la transición que se está generando desde el mundo físico al mundo digital.