A día de hoy miles y miles de jóvenes (y no tanto) ya no consumen medios tradicionales, nada de radio, TV o periódicos. Los hábitos están cambiando y esos medios se han sustituido por redes sociales o de videojuegos donde las personas pasan muchas horas de su tiempo.

Los gobiernos empiezan a darse cuenta de esta tónica que se extiende cada más, hay que adaptarse a los nuevos tiempos. Y para muestra un botón, como se suele decir. El Estado de Nueva York trabaja en un proyecto bautizado como Empire 2.0 con el que se pretende las administraciones usen los nuevos medios y tecnologías para acercarse a los ciudadanos y usarlos como herramientas con diversos fines.

Dentro de este marco varias son las iniciativas que se están probando. Por ejemplo ya han puesto a prueba un sistema para difundir alertas de desastres naturales o provocados por el hombre a través de redes de juegos en línea. El objetivo es llegar a los ciudadanos más jóvenes en caso de emergencia quienes, como decía al principio, se pasan más horas en Xbox Live que delante de la televisión.

Hay más. Varios funcionarios utilizan Twitter para difundir información acerca de las iniciativas tecnológicas para el público o también han creado una Wiki donde publican los proyectos de ley.

Empire 2.0 me parece una apuesta muy interesante. Demuestra que las instituciones empiezan a darse cuenta de lo verdaderamente importante que son los nuevos medios y tecnologías y como van llegando a la conclusión, poco a poco, de que ellos también deben ser parte del nuevo ecosistema, el cual brinda muchas ventajas que pueden aprovechar.

Vía: InformationWeek | Gizmodo