breaking

El tren de los medios ha recorrido un largo camino y recientemente con la llegada del internet que se ha convertido en un medio de tiempo real las cosas se han acelerado bastante: muchos cambios, paradigmas derrumbados por nuevas formas de consumir información y de publicarla.

Quienes estamos involucrados en nuevas iniciativas de publicación de información le debemos demasiado a los medios masivos tradicionales. Gran parte de la forma de trabajar, de concebir un post o una noticia es gracias a la disciplina y estructura de un medio tradicional pero a lo largo de los casi 10 años de escribir en un blog he notado que aparte de los conceptos positivos también se han heredado algunos negativos.

Me gustaría explicar tres conceptos que no deberían aplicar en internet y que no necesariamente son del todo obvios.

Exclusivas

Las exclusivas son una práctica creada en aquellas épocas en que los medios tradicionales eran prácticamente la única fuente de información que teníamos de nuevos productos y servicios. Internet no existía o no llegaba a las masas. Los programas de televisión, de radio, revistas, periódicos y agencias de noticias competían por quién era el primerio en liberar información.

Pero las exclusivas hasta cierto punto y en ciertos casos (¡no en todos!) no eran tal. Era habitual que una revista en el país A publicara fotos "exclusivas" de un producto y que estas aparecieran en otra revista en el país B con el mismo calificativo. A falta de un canal de comunicación mundial, el lector del país B jamás se enteraría que los lectores del país A ya habían visto esas fotos hace 15 días.

Con la llegada del internet y ese canal de comunicación mundial (e instantáneo) las exclusivas dejan de existir al momento en que una web publica fotos que son vueltas a publicar en cientos de blogs, redes sociales y foros en unos cuantos segundos.

Las exclusivas deberían de dejarse de llamar así porque la información ahora viaja de diferente manera, en una estructura hipertextual donde es fácil enlazar o referir a la fuente; donde el lector siempre se enterará (tarde o temprano) que esa noticia que "supuestamente nadie tiene" ha aparecido antes en muchos otros lados.

Pero aún hay medios electrónicos o blogs atribuyéndose exclusivas de fotos, texto, video de cosas que aparecieron hace semanas en otros lados.

Embargos

En un ecosistema controlado es (era) lógico que la información esté "embargada" hasta cierta fecha/hora, momento en el cual todos los medios podían publicarla. Es una táctica creada por las agencias de PR para causar la mayor cantidad de efecto a una noticia. El problema es que en la libertad de internet es casi imposible controlarlo.

Durante años los medios tradicionales han aceptado, mantenido y respetado dichos embargos. Con toda la razón: los canales oficiales de empresas han sido siempre las fuentes de información hacia los medios. Con internet esto cambió cuando cualquier empleado puede hacer tres clics y publicar la información de forma anónima sobre ese nuevo producto. O cuando cualquiera que esté en la línea de producción de un nuevo teléfono móvil abre una cuenta anónima y manda fotos a un blog famoso de rumores.

El problema más grande de los embargos es no permitir publicar una información que de cualquier forma ya estaba publicada en algún sitio en otro idioma en internet. Los embargos, por lo tanto, no deberían existir o al menos no se deberían respetar.

No referenciar/enlazar

Los medios tradicionales hacen un esfuerzo bastante grande para que la audiencia no se vaya, es decir: el periódico no quiere que cambies de suscripción, el programa que estás viendo en la TV no quiere, ni le gusta, ni le interesa que cambies de canal. ¿Por qué? por las mismas limitaciones de los medios físicos, no es posible ver dos programas de TV al mismo tiempo, por ejemplo, tienes que dejar de ver una cosa para poner atención a la otra.

Pero en el internet, especialmente en el web, en que el hipertexto es su expresión más básica y mínima, es habitual y hasta necesario el referenciar. El web permite que cualquier página web expanda información con un simple enlace. Lamentablemente muchos medios electrónicos que han surgido a partir de periódicos, revistas, programas de radio o televisión mantienen la política de no hacer enlaces hacia sitios que no son de su propiedad.

El razonamiento es el mismo: si se van no vuelven, pero los hábitos de lectura/consumo de las personas son radicalmente diferentes a cuando se está consumiento un medio masivo tradicional. Las personas aprecian mucho aquellos webs que se dedican a apuntar al usuario la información interesnate y relevante, después volverá por más. Los blogs comerciales (como el que está usted leyendo en este momento) basan su modelo comercial en esta misma idea.

Lamentablemente esta cultura del no enlazar o no referenciar se está volviendo habitual en sitios que nada tienen que ver con medios electrónicos creados a partir de un periódico o una revista, ya sea porque les parece buena idea, porque los admiran o porque «si los grandes lo hacen, nosotros también» -- nada más alejado de la verdad.