Spotify

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo en el contexto de la red. Spotify cumple hoy un año de haber sido abierto al público, justo el mismo día que anunciaban un acuerdo con las cuatro grandes discográficas, Universal Music Group, Sony BMG, EMI Music, Warner Music Group y otras tres más pequeñas, Merlin, The Orchard y Bonnier Amigo.

Hace un año el anuncio fue importante porque se trataba de la primera iniciativa que permitía el stream de música por demanda (es decir, uno selecciona la canción o álbum que quiere escuchar) a diferencia de otras alternativas como Pandora o Last.fm que funcionan más como un radio, donde la música es seleccionada automáticamente.

Spotify básicamente ha cambiado la manera en que escuchamos música. No está disponible para todos, aún, pero es lo que logró con quienes podemos disfrutar del servicio. Nos permite tener un catálogo inmenso de música disponible de forma instantánea con solo tener una conexión de internet. Es un software descargable con una interfaz extremadamente sencilla pero absolutamente clara, suena bien, permite crear listas de reproducción.

Como empresa Spotify también me gusta, son claros, se comunican bien con sus usuarios, tienen un servicio de soporte bastante bueno, un plan Premium que vale absolutamente la pena por medio de una serie de ventajas como escuchar playlists cuando no hay conexión a internet, aplicación para iPhone/Android y el poder escuchar mi música en cualquier país.

Spotify demuestra que hay un buen mercado en la música, solo hacen falta buenas propuestas, claro que ayuda tener a las discográficas de tu lado, pero creo que nos están dando una vista previa de la forma en que escucharemos canciones en el futuro.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.