Hay mucho aerotrastornado suelto por el mundo (que se lo pregunten a los microsiervos), llegando algunos a unas cotas de pasión por los aviones que rozan los incomprensible para el común de los mortales.

Anthony Toth es uno de estos grandes aficionados a la aviación (también es un profesional de alto standing del sector), concretamente siente especial admiración por la desaparecida línea Pan Am y los aviones que usaban, hasta tal punto que ha construido una réplica exacta de una cabina de primera clase del Pan Am World Airways 747 en su garaje.

Toth ha tardado más de 20 años en elaborar la recreación de la cabina y calcula que ha gastado unos 50.000 dólares. Eso sí, el resultado es impresionante y todo lo que hay en la cabina (desde asientos hasta servilletas, auriculares o botes de frutos secos) son objetos originales de Pan Am o replicas exactas.

Bastante impresionante hasta donde llega la pasión de Toth por Pan Am la cual le viene de muy atrás. Dice que de niño viajó mucho con la aerolínea y ya en aquella época empezó a coleccionar diferentes objetos de los vuelos, como los posavasos, e incluso fotografiaba los interiores de los aviones de Pan Am en los que volaba.

Vía: Wall Street Journal

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.