Mic

Si usted, querido lector, se ha preguntado alguna vez de donde viene esa extraña manía de doblar con tanta dedicación las películas y series de TV en España, debe saber que yo también.

Defensa al doblaje hay muchísimo, pero la mayoría de los argumentos relacionados carecen de bases cuando se lo extrapola a sociedades similares en otros países que no tienen problema alguno con ver contenido audiovisual en su idioma original, y en caso que no lo entiendan leer los subtítulos.

Entonces es una costumbre, una mala costumbre que inició en épocas no tan agradables de España. En Central Perk rescatan el texto de la Wikipedia (aunque les faltó poner el enlace) y me pareció una excelente forma de aclarar sus orígenes:

En España el doblaje está más generalizado desde 1932, costumbre que se vio reforzada por la normativa promulgada por el Gobierno de Francisco Franco en 1941, a su vez basada en la Ley de Defensa del Idioma de Mussolini. Esta ley, adoptada en Italia, Alemania, Francia y España, tenía dos fines políticos: El nacionalismo a través de la identidad lingüística y, de forma más sutil, el control a través de la censura de las ideas extranjeras que podrían ser ajenas a los intereses nacionales.

Evidentemente estos dos grandes motivos (el nacionalismo y la censura) ya no son males de nuestros días pero la costumbre, mala (repito) quedó, y de paso se heredó en muchos otros países latinoamericanos. ¿Usted prefiere las películas y series en lenguaje original, o doblado?