pavegen0

Situaros en alguna gran ciudad del planeta, por ejemplo Tokio. Ahora imaginaros en una de sus aceras y preguntaros ¿cuántas personas pisarán al día esa baldosa de ahí? Pues según estimaciones de los creadores de Pavegen (Laurence Kemball-Cook en colaboración con la Universidad de Loughborough y Advanced leds ltd) esa baldosa será pisada unas 50.000 veces al día.

Y de esas pisadas se aprovecha Pavegen, unas baldosas flexibles que al ser pisadas por algún transeúnte se flexionan unos 5mm, generando energía cinética que puede ser almacenada en baterías o usarse directamente. Cada una de estas losas cuenta con una bombilla LED en el centro la cual se ilumina con cada pisada, indicando al viandante que acaba de generar un poco de energía limpia y ha contribuido a cuidar el planeta.

Según las pruebas cinco de estas baldosas Pavegen situadas en determinado sitio son capaces de generar suficiente energía para alimentar un panel de información de una parada de autobuses durante toda la noche, gracias a los 2,1 vatios por hora que “fabrica” cada losa. Los materiales con los que están hechas son reciclados y se diseñaron para durar 5 años que equivalen a unas 20 millones de pisadas.

Me parece un muy buen invento. Es simple, funcional y tiene muchsísimas aplicaciones, son capaces de generar la energía que necesitan multitud de elementos de una ciudad o un edificio “aprovechándose” de las personas y haciéndolas partícipes. Por el momento a principio de 2010 se instalarán varias de estas baldosas en diversas localidades del Reino Unido y si todo va bien esperan montar instalaciones en otras grandes ciudades como Nueva York.

Vía: World Architecture News