VX-200

Desde el 2005 la empresa fundada por el ex astronauta Franklin Chang-Diaz, Ad Astra Rocket, está trabajando en un revolucionario motor de iones, el VASIMR, con el que querían alcanzar una potencia muy superior a cualquier otro motor de plasma construido hasta la fecha. Pues bien, ya lo han conseguido.

Según nos cuentan desde New Scientist, Ad Astra Rocket acaba de dar un paso importante en el proyecto: han probado con éxito el motor prototipo VX-200 en una cámara de vacío, alcanzando el hito de los 200 kilovatios de potencia, siendo la primera vez que se llega a esa marca. Esto señoras y señores, mejora mucho las expectativas de futuro en cuanto a viajes espaciales.

Por el momento ya han firmado acuerdo con la NASA para probar el VX-200 en la ISS en 2013 y comprobar si puede proporcionar el impulso que necesitan las instalaciones espaciales para no salirse de su órbita, con un ahorro muy importante en combustible y por consiguiente en dinero. Y esto solamente es el principio, las ventajas del VX-200 son muchas más y siguen trabajando para aumentar la potencia del motor hasta donde se pueda (con 10-20 megavatios podríamos viajar a Marte en unos 39 días, por ejemplo).

Hasta emocionado y todo estoy, el ser humano necesita una cosa principalmente para poder seguir aumentando sus conocimientos sobre el espacio: potencia. Con fuentes que nos proporcionen más potencia los satélites podrán viajar más lejos y la idea de construir naves espaciales para realizar viajes por el cosmos en misión científica se convierte en algo mucho más viable. Estamos en el 2009 y se ha conseguido un motor con consumos eficientes y potencias nunca antes alcanzadas, ¿a qué potencia se llegará entonces en el 2020?