iPhone Jailbreak

La verdad es que me sorprende bastante que hayan tardado tanto en tomar acciones: los iPhone 3GS que se están vendiendo a partir de esta semana son inmunes a la técnica actual para hacer jailbreak.

Tratando de ser lo menos técnico posible: el iPhone necesita algo llamado Bootrom para iniciar, durante este proceso, un bug evita la verificación correcta del tamaño de lo que se está cargando. Entonces, simplemente se agrega contenido a esa sección específica del bootrom (esto se hace cuando se "parcha" el firmware) y así se puede iniciar el sistema operativo del iPhone con todas las modificaciones necesarias para el Jailbreak.

Este bug o fallo es justamente lo que Apple ha corregido en los bootloaders que vienen en los nuevos iPhone 3GS. Esto no significa que será imposible volver a hacer Jailbreak en estos nuevos modelos, no existe código perfecto, siempre hay fallos, siempre se pueden encontrar nuevas formas de romper la seguridad, pero lo que es cierto es que, lamentablemente, cada vez es más difícil. Para quienes acaban de comprar uno de estos teléfonos, solo queda esperar unas semanas o meses.