Boston Dynamics (desarrolladores del infame Big Dog) han recibido un contrato por parte de Sandia National Laboratories para desarrollar pequeños robots que son capaces de saltar obstaculos de hasta 7,6 metros de altura.

El objetivo de estos robots será usarlos en condiciones poco favorables (es decir, en una guerra) para transportar pequeños objetos en zonas con muchos obstáculos a control remoto y así reducir el número de muertos en combate.

Sus diseñadores dicen que también pueden ser usados por la policía, situaciones de búsqueda/rescate y exploración interplanetaria.

Vía: Boing Boing