touch

Uno de los temas que más debate está generando en la red tras lo presentado ayer por Apple es saber porqué el nuevo iPod Touch no tiene cámara (cuando a su hermano pequeño si que se la ponen). Varias son las razones que se barajan pero ya no hace falta especular, Steve Jobs lo explicó:

Originally, we weren’t exactly sure how to market the Touch. Was it an iPhone without the phone? Was it a pocket computer? What happened was, what customers told us was, they started to see it as a game machine. We started to market it that way, and it just took off. And now what we really see is it’s the lowest-cost way to the App Store, and that’s the big draw. So what we were focused on is just reducing the price to $199. We don’t need to add new stuff. We need to get the price down where everyone can afford it.

Resumiendo, Jobs asegura que no es necesario añadir una cámara ya que lo verdaderamente importante es reducir el precio, lo que han hecho. Y digo yo ¿alguien nos preguntó?

No, Apple nunca pregunta y aunque Steve Jobs, tratado en muchas ocasiones casi como deidad, no lo es y también se confunde. Por ejemplo en su día hizo predicciones que fallaron como cuando dijo que nadie quería ver vídeo en una pantalla pequeña o que a la gente no le interesaban dispositivos con memoria flash.

Lo más “cachondo” de todo esto es que esa forma de actuar les funciona. Apple ha encontrado el sistema perfecto para vender mucho sin esforzarse demasiado: presento un producto relativamente revolucionario, que aunque no incorpore características básicas y que todo el mundo espera, se venderá como churros. A los pocos meses, “lo reinvento”, la base es la misma pero para dar un nuevo impulso a las ventas se le incorpora alguna de esas características que todo el mundo esperaba en primera instancia. A el tío Steve le da igual fallar en sus predicciones, tiene claro lo que quiere ver en los productos, lo que no y porqué no.

Le pese a quien le pese la fórmula va bien, consiguen encandilar desde el primer momento aunque existan carencias para posteriormente cubrirlas y seguir vendiendo aún más. Jobs no será una deidad, pero un empresario de los buenos sí, su carrera le avala.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.