Foto por: Tim Wimborne

Algunas zonas de Australia han sido "víctimas" de un extraño fenómeno: una tormenta de polvo de 500 kilómetros de ancho y 1.000 kilómetros de largo.

El resultado fue un tráfico infernal, personas con problemas respiratorios, y un espectáculo impresionante para quienes salían muy temprano en la mañana y tomaban fotos.

The Big Picture del Boston Globe ha recolectado algunas de estas fotografías, reproducimos nuestras favoritas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.