La revista Popular Mechanics ha presentado a los diez ganadores de sus premios Backyard Genius. Algo así como los Oscars pero en este caso no se busca premiar las mejores pelis si no a los inventos mecánicos más curiosos de fabricación casera.

Entre los ganadores encontramos de todo un poco, por ejemplo a Christian Ristow y su Hand Of Man, una gigantesca mano robótica de unos 8 metros de alto compuesta de acero y brazos hidráulicos a la que le da vida un motor diésel de cuatro cilindros. Se controla mediante un guante, con lo que cualquiera puede manejarla, hasta un niño. Como dice Christian su invento “democratiza el poder de destrucción”.

Me encanta este perfil de persona que crea toda clase de artilugios por el puro placer de hacerlos, “MythBusters” en potencia con mucha imaginación y ganas.