Ese sonido de canicas rebotando en el piso de arriba, que se escucha en la noche, sobre todo cuando vas a dormir, en realidad no son canicas. La explicación es tan sorprendente como curiosa.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.