sgra

Desde hacía tiempo los astrofísicos sospechaban que en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, tenía que haber una agujero negro supermasivo, pero no fue hasta el 2000 cuando finalmente llegó la confirmación gracias a lo captado por el Observatorio de rayos-X Chandra. Se descubrió que efectivamente lo que en 1974 los radio astrónomos Bruce Balick y Robert Brown encontraron en la región central de la Vía Láctea y que bautizaron como Sagitario A* era un agujero negro.

Y eso es lo que muestra la imagen que ilustra el post, el corazón supermasivo de nuestra galaxia. Bueno, en realidad el agujero negro no lo podemos ver ya que como su nombre indica es negro, lo que observamos son los rayos X que desprenden los gases que están siendo succionados.

Imagen: Chandra

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.