La fama puede constar bien cara y si eres una de esas personas que harían cualquier cosa por estar en la cima quizás tendrías que tener un poco de cuidado si lo que estás pensando es subir algún video a YouTube mostrando tus dotes. Lo digo porque un graffitero de California colgó en el sitio una filmación donde se lo podía ver a él pintando un puente.

Hasta ahora todo es normal, el problema es que si te haces famoso (el video fue visto más de unas 500 mil veces) haciendo algo ilegal, puedes tener problemas. Algunas de las tantas personas que se sentaron delante del ordenador eran policías y ahora el periódico LA Times anuncia que fue sentenciado a tres años y ocho meses de prisión y pagar US$117.196 por los daños causados.

Vía: Mashable

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.