Hal Turner

Un blogger realmente provocador, racista y con posturas de extrema derecha relativamente famoso que además trabajaba para una radio de Nueva Jersey fue detenido y juzgado ya que realizaba campañas de amenazas a jueces, abogados y ONGs.

Mientras revisaban su casa se supo que Hal Turner, nombre real del blogger, era un agente provocador del FBI que recibía pagos de la agencia para hacer exactamente lo que estaba haciendo: propagar ideas de ultraderecha y crear un sentimiento de racismo hacia gente a favor del aborto, los negros y los inmigrantes. De hecho hizo una campaña que llamaba a los lectores a matar (WTF?!) a legisladores de Connecticut y a jueces de los tribunales federales de Chicago.

Pero el hombre secretamente estaba teniendo reuniones con agentes del FBI que le enseñaban cómo dispersar odio "sin cruzar los límites". Al menos eso fue lo que dijo su abogado, Michael Orozco. Aunque no sé qué clase de límites existen cuando una persona llama a fusilar a otra. Orozco también comentó que "casi todo" lo que Turner hacía estaba supervisado por el FBI.

Además aseguró que hizo esto porque es un americano devoto y que le pagaron miles de dólares para hacerlo. Mientras tanto, Bill Carter, del FBI, dijo que la agencia no puede ni negar ni confirmar si Turner tenía relación con ellos. Lo que se dice es que el objetivo de la agencia con todo esto era extraer información a partir de las reacciones que generaba este hombre (¡¿amparaban esto sólo para ver las reacciones?!).

A su blog, que en estos momentos está dado de baja, le hicieron un deface en un momento y publicaron mails verídicos del blogger y el FBI. Estos correos hablaban justamente sobre abortos, la supremacía de la raza blanca, inmigración y otras cuestiones increíblemente racistas.

Les dejo una de las frases que una vez posteó Turner que me dejó helado:

Déjenme ser el primero que lo diga plenamente: estos jueces merecen ser asesinados. Su sangre repondrá el árbol de la libertad. Un pequeño precio que hay que pagar para asegurar la libertad de millones.

Sin duda no es más que una persona con muchísimos problemas mentales que tuvo ayuda de una agencia que probablemente debe estar infectada de gente como él. Esperemos que este hombre sea o atendido psicológicamente o puesto tras las rejas antes que lastime a alguien, así como los agentes del FBI con los que trataba.

👇 Más en Hipertextual