El lunes Eduardo les comentaba que la empresa Nambu había decidido cerrar el servicio que permitía acortar URLs Tr.im dejando a millones de enlaces perdidos. Pero a sólo dos días de haber hecho el anuncio parece que se arrepintieron, porque decidieron resucitar al muerto y explicaron que seguirán manteniéndolo gracias a la "respuesta popular" que hubo después de la noticia.

Esto fue exactamente lo que han dicho:

Hemos habilitado nuevamente el sitio web, nos ha abrumado la respuesta popular, y los innumerables pedidos públicos y privados que hemos recibido para mantener Tr.im vivo.

Como respuesta a estos pedidos, Nambu mantendrá Tr.im completamente funcional de ahora en adelante, de modo indefinido, mientras continuamos considerando nuestras opciones respecto del futuro de Tr.im.

Sea como sea, el problema se sigue manteniendo, millones de personas confiaron en un servicio que de un día para otro desapareció por la falta de un modelo de monetización y ahora vuelve sin más (aunque lo niegan, esperemos que no haya sido simplemente una movida de marketing para generar publicidad).

Sé que Richard Stallman es un poco fundamentalista y muchas veces estoy en desacuerdo con él, pero da que pensar cuando habla sobre la confianza que estamos depositando en la nube ¿Qué pasaría si un servicio mucho más importante como Google Docs o Dropbox llega a cerrar sus puertas? Probablemente si eso llegase a pasar nos comenzaríamos a replantear un poco este sistema.

Vía: Bitelia